Adiós a Valeriana Huillca Condori, musa inspiradora del tema´Valicha´

Valeriana Huillca Condori murió en Acopia (provincia de Acomayo, Cusco) a la edad de 101 años; el diminutivo de su nombre, Valicha, fue perennizado en el famoso huayno cusqueño.

Tenía 18 años cuando inspiró uno de los huaynos más reconocidos en el mundo.  Cuentan los antiguos lugareños de Acopia  que la belleza de Valeriana Huillca Condori  era tal, que muchos cayeron rendidos ante ella sin distinguir edad o condición social. Ella era una humilde campesina de 18 años, cuando se convirtió en la musa inspiradora del más celebrado tema peruano en el mundo, después de El Cóndor Pasa.

Aunque, para algunos, la traducción del quechua al castellano de Valicha tiene algunas frases ofensivas para la mujer (producto del despecho de su autor) , el profesor Miguel Ángel Hurtado dejó en nuestra historia musical , uno de los temas más celebrados en el mundo.

Hurtado, era  hijo de hacendados de Acopía y tenía 22 años. cuando se enamoró de la bella campesina, que escapó con un joven humilde como ella, llamado Francisco Hancco,  a la ciudad del Cusco. Su despecho fue tal que (segun su sobrino Vladimir Hurtado) bebió con otros cortejantes de Valeriana y compuso el tema.


El tema fue presentado en 1945 a un concurso folklórico regional por Evencio Hurtado (hermano de Miguel Ángel) , obteniendo el primer lugar. Dicen que se popularizó tanto, que la propia Valicha (vuelta a Acopia) la solía escuchar ruborizada en las fiestas del pueblo, pues sabía que estaba inspirada en ella. Se sabe que Miguel Ángel Hurtado Delgdo murió en 1953, cuandocayó de su caballo.

Acopia quiso perennizar en el 2013 esta historia de amor en un monumento erigido en la plaza central en honor del autor acompañado por la mujer e inspiración del tema, donde se destaca  la esbelta figura de una dama bailando con huaraca en mano y a un músico ejecutando un violín.

Valeriana Huillca Condori tuvo ocho hijos (fallecieron siete), vivió con una pensión asignada por el municipio de Acopia y fueron sus nietos quienes cuidaron sus últimos días.